Educación, nuevas tecnologías y reconexión con la naturaleza

Sí. Soy consciente de que el título parece una ensalada de cosas con aspiraciones grandilocuentes. Pero ustedes créanme: una línea argumental relaciona todo.

Si bien la discusión acerca de “la importancia” (sí, entre comillas) de las nuevas tecnologías en la educación se viene discutiendo bastante desde hace casi dos décadas, en el marco del neoliberalismo recargado de los últimos años, esta discusión cobra aún más actualidad.

¿Qué queremos decir cuando hablamos de educación? ¿qué implica la educación? Sin entrar en definiciones complicadas ni detalladas, creo que podemos acordar que, al menos en un nivel básico, educar implica transmitir información que un grupo social considera fundamental para su cohesión. En estos términos, educar significa insertar: el sistema educativo impone la información que necesitamos para ser parte de la sociedad en la que vivimos. La educación superior nos inserta en una determinada área más puntual.

Pero lo que queda afuera no solo es información considerada no útil por la sociedad dada sino también, y por sobre todo, las condiciones de producción de esa información llamada útil. De esta forma, el sistema educativo no solo impone las ideas que necesitamos para insertarnos sino que además evita explicarnos cómo se construyeron esas ideas.

Mi opinión es que la educación superior puede ser de tres tipos:

  1. Para hacer: es la clase de educación que nos prepara para un puesto de trabajo específico, nos convierte en un engranaje del sistema, una tuerca. Esa tuerca puede ser de mayor o menor calidad pero sigue siendo una tuerca.
  2. Para hacer y reproducir: esta es una tuerca doblemente funcional al sistema. No solo hace su trabajo sino que además construye otras tuercas.
  3. Para cuestionar y hacer a partir del cuestionamiento: esto vuelve a ser la perspectiva del artesano preindustrial que conoce todo el proceso de construcción y puede mover las tuercas a su antojo.

Ahora bien, las Nuevas Tecnologías (NT)han sido tratadas casi como fueran el santo grial de la educación moderna: flagrante mentira. Comenzaron siendo un medio para un fin. En este momento parecen estar convirtiéndose en un fin en sí mismas, en tanto el interés está puesto en su desarrollo como herramientas y no en el trabajo que posibilitan como herramientas: hacen hincapié en el medio por sobre el contenido, no solo olvidando la información útil y no útil sino concentrándose en la construcción de la primera. De esta forma, las NT se encuentran mucho más lejos del cuestionamiento pero mucho más cerca de la inserción. Que dicho sea de paso dificulta la integración. ¿Se entiende a dónde quiero llegar?

Si nos concentramos en los parámetros sociales y reforzamos los procesos que los construyen cualquier tipo de cambio se vuelve harto difícil. En este sentido, el lugar que, al menos en Argentina, suele darle la educación a las NT presenta este problema. A riesgo de ser apedreado voy a afirmar que considero que es un problema occidental. Y no hablo de oriente no porque no crea que eso no pasa allá sino porque mis fuentes acerca del problema allí son escasas.

De todas formas también creo que, ya entrado el siglo XXI, estamos llegando a un momento histórico en el cual nos estamos dando cuenta de que los especialistas en NT no se diferencian demasiado de un técnico de lavarropas. Fue todo la emoción del primer momento.

Volviendo a nuestra ensalada, si reforzamos los parámetros sociales que nos constriñen no cambiamos nada. Y así es como nos llenamos la boca hablando de igualdad de derechos, ecología y millones de cosas más que se pierden en la marea del consumo. Escribimos millones de cosas al respecto, obligamos a la gente a no usar papel y a separar la basura mientras le decimos a nuestros hijos que tienen que insertarse en el mundo contaminante (porque nuestros desechos tecnológicos son más dañinos que el uso del papel, sépanlo) y sin herramientas para cuestionarlo. Y solo estoy hablando de medio ambiente por hacerlo simple. Nuestra relación con las demás especies que habitan este planeta es espantosamente horrible. Pero creo que ustedes entienden de qué hablo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s